noticias y avances
 
¨La esterilidad es una enfermedad y como cualquier otra puede prevenirse¨. El Dr. Antonio Sanoja Breña, Director Médico d ...
Leer +
 




LA DIETA MEDITERRÁNEA, UNA EXCELENTE OPCIÓN PARA MEJORAR LA FERTILIDAD

fecha: 28-03-2012

fuente: CEVALFES

Son numerosos los estudios científicos que muestran la relación que existe entre la dieta que realizamos y la fertilidad. Algunos de estos estudios se han realizado con el propósito de comprender por qué cada vez es mayor el número de parejas que no pueden concebir un hijo.

En estos estudios se ha determinado que la carencia de ciertos nutrientes juega un papel importante en la capacidad reproductiva, por eso es conveniente que en la planificación de un embarazo la pareja tome en cuenta la alimentación tanto de la mujer, para contribuir con el que la concepción y la evolución del feto se desarrolle adecuadamente, como del hombre, para poder generar espermatozoides de mayor calidad y capacidad.

Una dieta saludable y un estilo de vida adecuado son aspectos que aumentan notablemente las posibilidades de embarazo. Así, es necesario aportar a la dieta alimentos ricos en antioxidantes, zinc, ácido fólico y ácidos grasos esenciales tales como Omega 3, 6 y 9.

¿Cómo actúan estos nutrientes? El zinc está relacionado directamente con la cantidad y la movilidad de los espermatozoides y con diversos procesos hormonales de vital importancia en la reproducción. Este mineral esencial lo aportan sobre todo alimentos como mariscos, carnes, huevos o pescados. También se encuentra en frutos secos y legumbres.

Por su parte, el ácido fólico, una vitamina del tipo B que podemos obtener de alimentos como las frutas, vegetales y granos, es un elemento muy necesario en la mujer pues ayuda a prevenir la espina bífida durante el desarrollo del feto; en el hombre, aporta una mayor movilidad de los espermatozoides aumentando las probabilidades de concepción.

Los ácidos grasos esenciales, no sólo desempeñan un papel importante en la salud del corazón sino que también ejercen un impacto sobre la fertilidad. Estos ácidos se encuentran en peces de agua fría como el salmón, las sardinas y el atún y también en las semillas como las nueces y la soya, en el aceite de oliva y el aguacate.

Es ahora interesante apuntar que la dieta mediterránea contempla el aporte de los diferentes alimentos y nutrientes que permiten un mejor funcionamiento de todo nuestro organismo, incluyendo la función reproductiva.

La dieta mediterránea previene que se sufran diversas carencias y enfermedades en general, mejora el rendimiento del organismo y podría considerarse como la mejor dieta para ayudar a combatir la infertilidad.


Las principales características de la dieta mediterránea son las siguientes:
1. Abundancia de alimentos de origen vegetal: frutas, verduras, pan, pasta, arroz, cereales, legumbres y papas.
2. Consumir alimentos en su estado natural, escogiendo siempre los más frescos.
3. Utilizar el aceite de oliva, tanto para freír como para aderezar.
4. Consumir diariamente una cantidad moderada de queso y yogur.
5. Consumir semanalmente una cantidad moderada de pescado, aves y huevos.
6. Consumir frutos secos, miel y aceitunas con moderación.
7. La carne roja algunas veces al mes.
8. Consumir vino con moderación normalmente durante las comidas y preferentemente tinto.
9. Utilizar las hierbas aromáticas como una alternativa saludable a la sal.
10. Realizar alguna actividad física regular para hacer trabajar al corazón y mantener en forma nuestras articulaciones y nuestro tono físico.



Cevalfes   Por qué falla la fertilidad   Tratamientos   Laboratorio   Otros servicios   Noticias y Avances   Testimonios de éxito

Estadísticas   Donaciones   Preguntas frecuentes   Regístrese aquí   Contáctenos


Cevalfes, todos los derechos reservados.
Desarrollado por MH Publicidad, programación y animación por Indexa